revestimientos especiales

En la construcción y, en general, en los proyectos relativos a la rehabilitación o la instalación, los revestimientos especiales son muy valorados por los profesionales. Esto es así porque, al ser la primera capa que tiene contacto con el exterior, ha de contar con una serie de características fundamentales que, si no se cumplen, harán de todo el proyecto un absoluto desastre.

Pues bien, dentro de ese conjunto de acabados especiales, existen unos que son especialmente valorados: los fabricados a base de fenólico. Así, para que cuentes con suficiente información al respecto, vamos a hablarte seguidamente de él.

¿Qué es el fenólico?

Si hubiese que resumir en tan solo unas pocas palabras qué es exactamente el fenólico, entonces diríamos que se trata de tableros.

Efectivamente, el fenólico viene en forma de tableros que han sido conformados por varias láminas de madera, que se mantienen fuertemente unidas gracias al uso de resinas fenólicas. Es decir, es un material que se ha fabricado sometiendo a una gran presión y a muy altas temperaturas a un conjunto de láminas de madera embadurnadas de resinas fenólicas de gran calidad y adherencia.

Son placas resistentes y rígidas que, por lo tanto, son ideales para ser utilizadas en la industria de la construcción como acabados y revestimientos especiales.

¿Cuáles son las características de sus revestimientos especiales?

Aunque de lo dicho en el apartado anterior ya se pueden derivar varias de las características de este tipo de revestimientos, lo cierto es que podemos hablar aquí de:

  • Enorme resistencia ante golpes, impactos y demás desafíos.
  • Durabilidad frente a entornos de alta humedad, no sufriendo deterioro con el paso del tiempo en entornos mojados.
  • Antibacteriano: no permite el desarrollo de comunidades de bacterias que puedan darse como consecuencia de entornos cálidos y húmedos.
  • Adaptabilidad a diferentes necesidades, entornos, exigencias, acabados y usos.

¿Cuáles son sus principales aplicaciones?

Tal y como acabamos de comentar, el fenólico tiene la adaptabilidad suficiente como para ser utilizado en muchos entornos diferentes. Sin embargo, de modo ilustrativo y como ejemplo, podemos hablar aquí de usos tales como los siguientes:

  • Taquillas destinadas a vestuarios o gimnasios.
  • Asientos tales como bancos o sillas.
  • Cerramientos sanitarios suspendidos, es decir, sin contacto directo con el suelo.
  • Puertas de diferentes tamaños, usos y formas.
  • Protecciones y revestimientos para paredes o techos.
  • Mobiliario general, válido para hoteles, gimnasios, laboratorios, colegios o demás centros similares.

En conclusión, ya se puede decir que conoces exactamente qué son los acabados y revestimientos especiales de fenólico. Del mismo modo, has podido comprobar cuáles son sus características fundamentales y sus principales aplicaciones. En tu mano queda, por supuesto, adquirir el material que necesites y dar a tus proyectos un aspecto y una calidad que nunca habían tenido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.