compacto hpl

El compacto HPL o también llamado tablero fenólico HPL presenta unas propiedades concretas. Debes confiar en un equipo de profesionales para que se encarguen de explicarte las características del producto. También es recomendable que observar algunos proyectos realizados para que hacernos a la idea de cómo quedaría el trabajo acabado. Para más datos técnicos sobre un artículo, debemos revisar las descripciones, las aplicaciones y las características y anotar cualquier duda para consultarla al personal experto.

Propiedades del compacto HPL

Los tableros fenólicos HPL tienen unas características que los diferencian de otros materiales. Su elección es muy apropiada para todo tipo de proyectos y ubicaciones, como taquillas de vestuarios o para los colegios, cabinas sanitarias o aseos en donde te puedas cambiar de ropa, bancos y perchas o incluso revestimientos en obras de cualquier índole. También se usan para fabricar mobiliario en centros deportivos, encimeras de lavabos, sobres en laboratorios y puertas extensibles.

Estas aplicaciones posibles se hacen gracias a sus propiedades. Entre estas, destacan las siguientes características:

  1. Se trata de un material compacto.
  2. No es un material poroso, por lo que se puede utilizar en zonas húmedas sin problemas.
  3. Son superficies muy higiénicas.
  4. Al ser lisas y no porosas, resultan de muy fácil limpieza sin perder tiempo y sin que necesites un producto químico especial para limpiar la zona.
  5. Cuenta con laminado de impresión HPL capaz de resistir al desarrollo de los virus o las bacterias.
  6. Actúa bien en caso de incendio, humo o gases tóxicos.
  7. Resiste al agua y al vapor mucho, permitiendo que el aspecto sea como el primer día durante más tiempo, incluso en espacios húmedos como duchas de gimnasios.
  8. Tolera el uso de productos químicos o disolventes orgánicos si se aplican sin querer o con alguna finalidad de higienizar la superficie.
  9. Es autoportante, por lo que aguanta peso sin deteriorarse.
  10. Es fácil encontrarlo en diferentes colores, grosores y acabados. Esta característica permite la combinación en un mismo espacio para facilitar la identificación de cada taquilla, por ejemplo, así como la adaptación máxima al espacio del que se dispone para la colocación de los tableros fenólicos de HPL.
  11. Es un material duradero que te permitirá evitar reformas cada poco tiempo, por lo que estarás generando menos producción de láminas de fenólico u otros materiales que necesitarías cambiar cada pocos años.

En definitiva, un material compacto HPL es la mejor solución para una gran cantidad de obras. Además de su estética adaptable, su rapidez y sencillez a la hora de ser limpiada la superficie y la resistencia contra químicos o bacterias es ideal. Por supuesto, también conviene emplearla si se va a rodear de zonas con agua o humedad. Cualquier solución que ofrezca garantías de larga duración debe ser entendida como un progreso para el mobiliario: al durar más, no gastarás tanto dinero ni contaminarás reformando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.